jueves, 20 de julio de 2017

20-07-17. Nagura Bay Coral Garden, Osaki Purple Queen Reef South, Manta City.

Según me recoge hoy Tomo en la furgo nos comenta que hemos tenido suerte, que han dado aviso de un tifón para la semana que viene y que no se va a poder bucear durante cuatro días... en fin...
En todas las semanas de buceo hay un día que es más flojete que el resto. Aunque si se mira en frío he visto un montón de cosas chulas luego las fotos no le hacen justicia, y además como se trata de lugares en los que ya he estado esta vez, te sorprenden menos. Nada más llegar al barco el capitán me pide disculpas por llevarme a los mismos sitios. Yo lo entiendo porque la rotación de gente es bastante grande y como es normal la gente quiere ir a ver las mantas. Me promete que al día siguiente me lleva donde yo quiera, pero la verdad es que me da lo mismo un sitio que otro, lo que hay que tener es suerte luego. Total, que nos acercamos al primer sitio. Las condiciones del mar son inmejorables. Hoy buceo con una chica que se llama Brita de la que no sé más, hay veces que me cansa estar hablando continuamente en inglés y o se me acercan o paso. Va con una go pro en modo ametralladora, sin pantalla ni nada. Supongo que cuando llegue a casa verá que las fotos son al azar... Como digo, al final acabamos viendo un montón de cosas chulas, entre otras cosas un pez también raro y colorido: pijama cardinal fish.









En el segundo punto de buceo es donde vi el segundo día el nudibranquio raro. Hoy yo no le vuelvo a ver, pero el guia sí que lo encuentra en su inmersión (yo hoy voy con otra guía).











Para comer tenemos fideos largos con carne, como siempre muy sabroso. Justo antes de tirarnos en el manta point los del barco de al lado nos dicen que las mantas no están. Pero nos tiramos, por si acaso. Cuando las mantas no están se espera en el fondo un tiempo prudencial. Yo paso de estar quieto y me muevo un poco por los alrededores. 





A los veinte minutos de estar allí la guía decide que ya está bien, y nos movemos para intentar ver algo. En la zona superior había bastantes atunes cazando, demasiado contraluz para foto, pero está bonito de ver... (qué juego de palabras, eh... atún - bonito 😅😅😅). Total que me pongo panza arriba nadando de espaldas mientras los veo. De repente la guía golpea la botella con el puntero. Me doy la vuelta para ver sobre qué llama la atención y justo en este momento, a mi lado, a un metro, pasa una manta, superchulo. Nos aposentamos para verla, y al minuto la guía me tira de la aleta. Otra se acerca por detrás, pasando también muy cerquita. Como ya llevábamos bastante tiempo de inmersión no nos podermos quedar mucho, pero para mí ha sido suficiente.






Según volvemos en el barco el guía del primer día insiste que a qué sitios quiero ir mañana, y la verdad es que me da igual. Me pregunta, qué tipo de vida quieres ver, grande, pequeño, tiburones, tortugas... Tiburones, contesto yo. Hace la planificación de mañána, que ya veremos cómo será, porque como me dice al final, todo depende del nivel de la gente en el barco, tendrán que hacer una primera de prueba y en función de eso decidir. Por la tarde la rutina de siempre. Aprovecho y pongo mi habitación... y algo del hotel.

video









No hay comentarios:

Publicar un comentario